Somos una Asociación de Blogueros Gastronómicos que compartimos nuestras recetas, experiencias gastronómicas y datos de productos gourmet en nuestros blogs y redes sociales.

Confitería

Hacer la ganache de chocolate

Una receta básica en imágenes, hacía mucho tiempo que no ofrecía una. Y como ya casi es Semana Santa, la receta de la ganache de chocolate me pareció perfecta. También se puede utilizar para adornar una base de tarta, para glasear un pastel, para adornar un bizcocho o para hacer trufas y bombones. En definitiva, es una receta básica para saber y saber hacer absolutamente.

Y para recetas de ganache batido:

También puedes leer mi último artículo en el que te doy todos mis consejos para que tu ganache sea un éxito y para solucionar cualquier problema que puedas encontrar.

Para glasear un pastel de 24 cm:

  • 300 g de chocolate negro para hornear
  • 30 cl de nata líquida completa

1- Picar finamente el chocolate con un cuchillo (o en un robot de cocina).

2- Verterlo en una ensaladera.

3- Calentar la nata líquida. Sobre todo, no debe hervir. Si la crema está demasiado caliente, déjela enfriar un poco antes de usarla. Debe estar entre 40 y 60°C.

4- Verter en el centro del chocolate 1/3 de nata.

5- Mezclar suavemente con una espátula, haciendo pequeños círculos, sin incorporar aire. Y poco a poco ampliar el círculo.

6- Verter el segundo tercio de nata y seguir mezclando.

7- Finalmente terminar con el último tercio y mezclar, aún con una espátula, enérgicamente hasta que el chocolate se derrita por completo.

Si alguna vez quedan trozos de chocolate, no fuiste lo suficientemente rápido o tu crema no está lo suficientemente caliente, coloca el recipiente al baño maría y continúa mezclando.

8- La ganache estará lista cuando esté perfectamente homogénea. Puedes terminarlo con un poco de mantequilla para que se deshaga en la boca (especialmente para las trufas). Úselo de inmediato si tiene que llenar moldes o una base para pastel. O colóquelo en el refrigerador para espesar rápidamente.

SOS señorita

A veces sucede que la grasa contrasta con el chocolate al incorporar la nata líquida. De hecho, es la fase acuosa del chocolate la que se disocia de la fase oleosa. Se produce principalmente cuando la nata que se añade está demasiado caliente.

Pero no se asuste. ¡Puede ponerse al día con su ganache con la licuadora de inmersión (o licuadora)! 🙂 Espera hasta que tu ganache esté alrededor de 35-40°C para mezclar. Y si está usando una licuadora de inmersión, asegúrese de dejar la cuchilla en el chocolate para evitar incorporar aire.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.